Nosotros somos

Aunque somos personas de diferentes orígenes, tenemos un objetivo en común: Llevar una vida santa y justa sobre la tierra para gloria de Dios.

“Iglesia de Dios” es el nombre que llevamos. Ciertamente muchos se preguntarán sobre esto, ya que hay muchas congregaciones con distintos nombres. ¿Por qué llevamos el nombre de Iglesia de Dios? Debido a que es el nombre que se le dio en la Biblia a la Iglesia del Nuevo Testamento (Hechos 20:28 ; 1 Corintios 1:2 ; 15:9). También es, para nosotros, el nombre de los hijos de Dios, que han nacido de nuevo. Al llevar este nombre, aclaramos que estamos en comunión con ellos. Con el uso de este nombre, también expresamos quién es el creador y sostén de esta Iglesia (Mateo 16:18).

La unidad de los hijos de Dios es muy importante para nosotros. Esto testificamos reconociendo a cada verdadero hijo de Dios como un miembro de la Iglesia; en la iglesia local no tenemos una membresía formal. El registro de los miembros lo maneja el Señor mismo, “porque el hombre ve lo que está delante de sus ojos, pero el Señor mira el corazón” (1 Samuel 16:7b; Salmo 87:6; Lucas 10:20).

Damos gran importancia al hecho de que la Biblia es la única guía en materia de fe. Ella es nuestra doctrina. A la imagen de la Biblia tratamos de ser lo más justo, no confiamos en nuestras propias fuerzas, pero confiamos en la fuerza y la dirección del Espíritu Santo.

¡Siempre serán bienvenidos!